Las 4 claves para el manejo en maternidad (Parte I), por Javier Lorente

Las 4 claves para el manejo en maternidad (Parte I), por Javier Lorente

Comenzamos con este artículo, una serie de cuatro trabajos relacionados con el manejo en maternidad que llevaremos a cabo a lo largo de los próximos meses y en los que hablaremos de:

1. Preparación del parto
2. Asistencia y atención del parto. Las primeras horas son claves.
3. Movimiento de lechones en maternidad
4. Estrategias de alimentación en maternidad

Mucho se ha escrito ya alrededor de esta fase productiva pero en este caso vamos a tratar de ir creando una guía rápida, precisa y muy práctica, de todos aquellos puntos clave que no debemos olvidar si queremos optimizar nuestro manejo e instalaciones para maximizar la eficiencia de nuestras cerdas.

[mk_fancy_title font_family=”none”]

Preparación del parto

[/mk_fancy_title][mk_fancy_title font_family=”none”]

1. Estandarización de procesos

[/mk_fancy_title]

Siempre insistimos en este punto en todos nuestros artículos ya que sin duda tenemos claro que estandarizar los procesos en las explotaciones es sinónimo de maximizar eficiencia.

En este caso, será clave tener protocolos escritos de trabajo que describan claramente como llevamos a cabo cada uno de los procesos con los que nos vamos a encontrar. La gestión por procesos puede llegar a ser muy compleja pero para una granja yo lo planteo de una forma muy simple con protocolos sencillos y fáciles de entender por cualquier trabajador. En ellos al menos tenemos de reflejar los siguientes puntos:

¡Ojo!

Estos manuales estandarizados deben estar en la granja, disponibles y con fácil acceso para los trabajadores. Debemos utilizarlos para tomar decisiones y por lo tanto de nada sirve que estén guardados en el PC.

[mk_fancy_title font_family=”none”]

2. Objetivos y número de partos que esperamos

[/mk_fancy_title]

El primer punto clave es saber exactamente cuantos partos vamos a tener cada semana en nuestra explotación. De esta manera podemos saber cuantas plazas de parto tenemos que tener preparadas para ese momento.

Para ello hoy tenemos en casi todos nuestros programas de gestión herramientas como la que tenemos a continuación que nos permiten estimar estos datos:

[mk_image src=”http://www.academiaporcina.com/wp-content/uploads/2017/02/Captura-de-pantalla-2017-02-16-a-las-10.31.15.png” image_size=”full” svg=”true” caption_location=”outside-image” align=”center” margin_bottom=”11″]

En esta tabla tenemos cada semana las cerdas que cubrimos y luego en cada semana de gestación registramos si hemos perdido alguna cerda por cualquier motivo: repetición, aborto, muerte etc… De esta manera si el registro de datos es adecuado tenemos que saber exactamente cuantas cerdas tenemos para parir cada semana.

[mk_blockquote font_family=”none”]Para aquellas granjas pequeñas que no tengas programa de gestión informatizado, se puede hacer este registro fácilmente de forma manual.[/mk_blockquote]

Aunque este no es el objetivo de este artículo, por supuesto tenemos que saber que lo ideal a todos los niveles siempre será trabajar en maternidad con sistema todo dentro, todo fuera y por lo tanto nuestro objetivo de partos y nuestras plazas de maternidad tienen que estar siempre bien calculados para ello.

[mk_fancy_title font_family=”none”]

3. Preparación de la sala de maternidad

[/mk_fancy_title]

a) Limpieza, desinfección y secado

Una correcta limpieza y desinfección de la sala de maternidad es clave en la preparación de la misma para el siguiente parto. Se ha escrito ya bastante acerca de esto y aquí os dejo un artículo de hace algunos años donde podéis ampliar vuestro conocimiento al respecto:

Mis recomendaciones clave en este apartado serían:

  • Retirar previamente el material orgánico grosero.
  • Remojar la sala al menos entre 6 y 12 horas antes de lavar.
  • Lavar con agua caliente siempre que sea posible y hacerlo a conciencia sin dejarnos ninguna parte de la sala sin limpiar.
  • Usar detergente para maximizar la eliminación de patógenos.
  • Desinfección- Hay muchos tipos de desinfectantes en el mercado pero tener en cuenta que si este es soluble, la sala tiene que estar seca antes de su aplicación.
  • Secado- NUNCA debemos introducir cerdas en una sala de maternidad que no esté completamente seca.

b) Acondicionamiento térmico de la sala y de la plaza de partos

A continuación podemos ver claramente como las necesidades de la cerda y las necesidades de los lechones son muy diferentes, sobre todo en los días próximos al parto.

[mk_image src=”http://www.academiaporcina.com/wp-content/uploads/2017/02/Grafico.png” image_size=”full” desc=”Fuente: Elaboración propia. Adaptada de Casanovas, C. www.3tres3.com, 2011.” caption_location=”outside-image” align=”center” margin_bottom=”11″]

Por lo tanto es clave que seamos capaces de conseguir una temperatura óptima para los lechones en el momento del parto y posteriormente, tratando de afectar lo menos posible a la temperatura ideal de la cerda.

En la figura que tenemos a continuación explicamos de forma muy clara y gráfica como podemos preparar la sala para obtener la mejor temperatura para nuestros lechones:

[mk_image src=”http://www.academiaporcina.com/wp-content/uploads/2017/02/LECHONES.png” image_size=”full” desc=”Fuente: Manejo y gestión de maternidades Porcinas “El parto” Grupo Asis Biomedia S.L” caption_location=”outside-image” align=”center” margin_bottom=”11″]

El uso de nidos en la maternidad nos ayuda también a optimizar la temperatura del lechón sin condicionar a la cerda, además ahorramos energía en nuestra explotación.

[mk_image src=”http://www.academiaporcina.com/wp-content/uploads/2017/02/NIDO.png” image_size=”full” desc=”Fuente propia” caption_location=”outside-image” align=”center” margin_bottom=”11″][mk_blockquote font_family=”none”]Recordar que es imprescindible tener las fuentes de calor encendidas antes de que nazca el primer lechón, por lo tanto debemos encender dichos focos o placas de calefacción antes del parto y no una vez haya comenzado este.[/mk_blockquote]

c) Materiales necesarios para el parto

Cuando llega el momento del parto nuestro foco de atención tiene que ser casi la propia observación y atención del mismo. La rapidez que tenemos de respuesta ante posibles problemas que puedan surgir nos permite reducir al máximo la mortalidad en el propio momento del parto y en las primeras horas tras el mismo y por lo tanto nos ayuda a mejorar el número de lechones destetados.

Para poder dedicar toda nuestra atención al parto, tenemos que tener todos los materiales necesarios perfectamente organizados y preparados antes del mismo. En la siguiente ilustración tenemos definidos de forma muy clara cuales deberían ser estos:

[mk_image src=”http://www.academiaporcina.com/wp-content/uploads/2017/02/Materiales-parto.png” image_size=”full” desc=”Fuente: Manejo y gestión de maternidades Porcinas “El parto” Grupo Asis Biomedia S.L” caption_location=”outside-image” align=”center”]

RECOMENDACIÓN

Realizar una cama con papel nos ayuda sin duda a mejorar el confort térmico de los lechones pero tenemos que tener cuidado de no excedernos en su uso, ya que una manta térmica cubierta totalmente con una capa gruesa de papel reduce su transmisión de calor y eso será perjudicial para obtener las condiciones óptimas que estamos buscando.

[mk_fancy_title font_family=”none”]

4. Introducción de la cerda en maternidad

[/mk_fancy_title]

La introducción de la cerda en la plaza de maternidad debería de realizarse entre 4 y 5 días antes de la fecha prevista de parto y antes de ello recomiendo seguir los siguientes pasos:

  • Revisar que todas las instalaciones funcionan correctamente: bebederos o sistemas de agua, que no tengamos comederos atascados, sistemas de ventilación, sistemas de calefacción, etc…
  • Aplicar una pequeña cantidad de material manipulable (la paja mejor que el papel pero depende de la disponibilidad y de las instalaciones que tengamos, para evitar problemas con los fosos) antes de la llegada de la cerda. Mi experiencia personal con el uso de este material cuando estuve trabajando en Dinamarca fue excepcional ya que las cerdas se adaptan más rápido a la plaza de maternidad y se estresan mucho menos. Aquí tenéis un artículo reciente donde se habla de esto –> https://www.3tres3.com/trucos/papel-en-la-sala-de-parto-no-solo-para-los-lechones_37452/
  • Lavar a las cerdas antes de la entrada en maternidad, sobretodo si estamos utilizando sistemas de alojamiento de cerdas en grupo:
    • Reduce la carga microbiana que puede trasladar la cerda a una plaza limpia.
    • Hacerlo si es posible con agua templada a 30ºC y a baja presión o con sistemas tipo ducha.
    • Usar jabón específico si tenemos disponibilidad.
    • No introducir a las cerdas directamente tras el lavado. Simplemente esperar algunos minutos antes de hacerlo.
[mk_fancy_title font_family=”none”]

5. Programación e inducción del parto

[/mk_fancy_title]

Sin duda este es un punto muy controvertido dentro del manejo de nuestras explotaciones por lo tanto el si hacerlo o no tiene que ser una pregunta que cada uno debe responder individualmente en cada granja.

En cualquier caso es imprescindible tener siempre en cuenta los siguientes factores:

  • Tenemos que conocer el dato EXACTO de la fecha de cubrición de las cerdas.
  • Hay que hacer una análisis previo de la duración media real de la gestación en cada granja ya que esta puede variar entre genéticas o incluso entre granjas: desde 114 hasta 117 días.
  • La hiperprolificidad aumenta la variabilidad por lo tanto nos puede complicar el momento óptimo de aplicación del tratamiento.
  • Antes de tomar la decisión recomiendo estudiar de forma precisa los niveles de Nacidos Muertos en partos nocturnos y usar este dato como elemento para decidir si nos compensa o no inducir partos.
  • Si inducimos partos, tenemos que atenderlos de forma continua así que debemos estar seguros de que podemos hacerlo con el personal que tenemos.
  • Seguir al pie de la letra las pautas de uso de hormonas recomendadas por los fabricantes.
[mk_fancy_title font_family=”none”]

Ventajas de la inducción de partos:

[/mk_fancy_title]

  • Podemos saber con cierta exactitud cuando se producirá el parto
  • Podemos programar partos para atenderlos en horario laboral
  • Reducimos el número de partos durante el fin de semana
  • Podemos disminuir la mortalidad de los lechones al nacimiento si tenemos un buen manejo de los partos.
[mk_fancy_title font_family=”none”]

Inconvenientes:

[/mk_fancy_title]

  • Podemos incrementar el número de lechones poco viables si no hemos calculado correctamente la duración de la gestación en nuestra granja.
  • Aumentamos el coste directo por el uso de hormonas. Si conseguimos mejoras productivas este coste será claramente compensado pero tenemos que calcular cuales son esas mejoras y si son suficientes para asumir el pago del producto.
  • Hay que tener cuidado con la manipulación de estos productos ya que pueden afectar de forma directa a nuestro organismo, sobretodo en el caso de las mujeres.
[mk_message_box]

Queremos saber tu opinión ¿Qué te pareció este articulo?

En el siguiente artículo de manejo hablaremos del momento del parto y de la atención que tenemos que realizar del mismo para obtener el mayor número de lechones nacidos vivos y el menor número de bajas en las primeras horas tras el parto.

Hasta entonces os recomiendo que vayamos aplicando en nuestras granjas lo comentado hoy. Seguro que estás pautas de manejo nos ayudarán a mejorar día a día.

[/mk_message_box]

[mk_fancy_title font_family=”none”]

Autor

[/mk_fancy_title]

[mk_circle_image src=”http://www.academiaporcina.com/wp-content/uploads/2016/05/javier-lorente-martin_121.jpg” image_diameter=”250″]

 

Javier Lorente Martín

Ingeniero Agrónomo. Máster en Sanidad y Producción Porcina
Redactor y gestor de contenidos en la Academia Porcina

No Comments

Post a Reply